Si tus inversiones caen, no caigas tú también

Los mercados han tenido muchas caídas durante la historia, pero siempre se han recuperado. Los que se mantuvieron invertidos,  salieron premiados.

Daniel Kahneman, quien ganó el premio Nobel de Economía en 1979, dice que a los inversionistas las pérdidas les duelen el doble de lo que les gustan las ganancias. Perder $1.000 no es lo mismo que ganar $1.000.

Dicho esto, si sumamos los días que los mercados suben y los que bajan, llegamos casi a un 50-50. Esto deja claro que quedarnos con el día a día nos condena a sufrir la mitad del tiempo. Lo bueno es que a pesar de esta realidad, cualquier inversionista puede hacer crecer su dinero si invierte participando en un mercado con tendencia positiva de largo plazo.

No quiero entrar a detallar a qué se debe la caída de los mercados durante este año. No quiero dar argumentos financieros sobre las subidas de las tasas, el miedo a la inflación, la guerra o que el mercado pueda estar caro. La verdad es que mucho se escribe de esto, pero son tantas las variables que cambian día a día que de nada nos sirve para tratar de “predecir el futuro”.

Lo que sí es importante entender es que esta volatilidad de corto plazo (subidas y bajadas) es el costo que tenemos que pagar como inversionistas para acceder a los beneficios que nos da el mercado accionario en el largo plazo. 200 años al alza no es casualidad, es una tendencia. Lo realmente relevante es buscar empresas con buenos negocios y de las cuales queremos ser socios e invertir en ellas de forma diversificada. Estas empresas son las que seguirán trabajando día a día para rentabilizar sus negocios y, con ello, nuestras inversiones.

Los mercados han tenido muchas caídas en su historia como con la crisis .com del 2000, la crisis financiera del 2008 o la crisis del coronavirus. Sin embargo, los mercados se han recuperado siempre.

Los que logran mantener su convicción y disciplina siempre han salido premiados, quedado en mejor pie que los que “arrancaron” cuando los mercados cayeron. Según datos de Morningstar (Proveedor de análisis y evaluaciones de productos financieros a nivel global) los inversionistas rentan cerca de 1,7% menos que sus fondos producto de malas decisiones por comprar y vender, en vez de mantenerse invertidos y hacerlo “fome pero simple”.

La conclusión es sencilla: lo único que debes hacer es permanecer invertido. Así lo entiende uno de los inversionistas más exitosos de nuestros tiempos, Warren Buffett. Un día, Jeff Bezos, fundador de Amazon, le preguntó por qué si su estilo de invertir era simple, no había sido copiado por otros. Buffett respondió claramente: “Porque nadie quiere hacerse rico lentamente”.

Francisco Verdugo U.
Gerente Comercial DVA Capital – www.dvacapital.com

Colaboración para Coopeuch Inversiones.

Para más información visítanos en: www.coopeuch.cl/inversiones

Los comentarios están cerrados.