¿El dinero también es cosa de niños?

Sí, educar a los más pequeños sobre finanzas les ayuda a comprender el valor del dinero y del ahorro.

¿Para qué me sirve aprender sobre finanzas?

Para todo. Para tomar decisiones básicas: por ejemplo, la compra de una vivienda o un automóvil, el bienestar de la familia o la previsión para tu pensión.

¿Cómo sé si tengo buena salud financiera?

Si tus números están “en azul”. Es decir, si tus gastos no superan los tus ingresos.

No gano lo suficiente para ahorrar ¿Qué puedo hacer?

Pensar que solo ahorra quien gana mucho dinero es un mito. No hace falta ser rico sino disciplinado y tener un buen control de gastos. No asumas deudas que no puedas manejar y fija un monto, no importa cuál, para guardar.

Tengo una deuda en mi tarjeta de crédito y no puedo pagarla ¿Qué hago?

Si no dispones del dinero suficiente para pagar todo el monto facturado este mes, trata de pagar un poco más de mínimo. Si no, piensa en acercarte a tu entidad financiera para encontrar una mejor solución.

Algún día quiero comprarme una casa ¿Qué debo hacer?

No pienses en “algún día”. Piensa en todas las metas pequeñas que puedes tener desde hoy, hasta alanzar lo que sueñas.

Tengo un sueño ¿Cómo hago mi plan financiero para cumplirlo?

1) Evalua tu situación financiera:

  • A) Analiza bien cuánto dinero ganas y cuáles son sus fuentes de ingreso.
  • B) Evalúa cómo gastas tu dinero y en qué cosas.
  • C) Piensa en el dinero que tienes ahorrado.
  • D) Lista todas tus deudas.
  • E) Identifica al menos 2 lugares en los que puedes reducir gastos.

2) Determina tus metas financieras.

Conoce cada una de los pequeños objetivos que te pueden llevar a alcanzar tu gran meta. Eso sí:

  • Sé realista, no te pongas objetivos exagerados ni que dependan de factores fortuitos (como ganar la lotería).
  • Define un período para alcanzar cada uno de esos objetivos: corto plazo (menos de un año), mediano plazo (un año o poco más), largo plazo (más de año y medio).
  • Define los costos asociados a tus metas.
  • Identifica qué debes hacer para lograr esas metas, es decir, a qué te debes comprometer para que se hagan realidad.
  • Identifica, concretamente, el viaje hacia ese sueño: No es lo mismo decir "Quiero comprar una casa" que decir "voy a ahorrar $150.000 cada mes durante tres años, hasta poder pagar el pie de mi futura casa".